Prevenir la deshidratación

Cómo prevenir la deshidratación en verano

El verano es la temporada del año en la que muchas más personas son susceptibles a sufrir una deshidratación, el porcentaje puede aumentar hasta el 70%. Las causas pueden ser muy variadas, desde no beber agua suficiente, practicar actividad física o incluso tomar el sol.

prevenir la deshidratación

Según algunos estudios, se ha comprobado que las personas mayores de 18 años han presentado al menos alguno de los síntomas clásicos de la deshidratación, tales como las mucosas, sed extrema, dolores de cabeza o fatiga.

Muchas personas esperan hasta sentir sed para beber agua, por lo que no se trata de un tema del líquido como tal, sino de los hábitos de los individuos. Lo que debemos tener en cuenta que si no reponemos toda el agua que hemos perdido a lo largo del día, nuestro tiempo terminará por consumir el líquido que está alojado en nuestras células, esto puede llevar a padecer algunos síntomas como los dolores de cabeza, el cansancio y la debilidad en general.

Cuando llega el verano comenzamos a pasar más tiempo al aire libre con los amigos o simplemente con un buen libro. En esta época nuestro cuerpo lleva un mayor desgaste de agua, esto se debe a diferentes factores:

  • La temperatura nos lleva a sudar mucho más.
  • Aprovechamos el calor para salir de nuestra casa a entrenar, caminar o simplemente a tomar un poco de sol.
  • El calor nos desgasta y esta energía, así como nuestro porcentaje de agua debemos reponerlo más seguido.

Independientemente de la temporada del año en la que estemos es muy importante que nos mantengamos bien hidratados, pero en verano debemos tomar con más atención las precauciones. Aunque no estemos expuestos a los rayos del sol de manera directa, es muy importante que tomes en consideración algunos de los aspectos que nos ayudarán a sobrellevar los días más calurosos y que no pongamos en riesgo la salud de nuestro organismo.

En el caso de las personas mayores debido a los diferentes factores biológicos, tienen un mayor riesgo de sufrir de deshidratación. Sentir sed puede ser mucho menor, pero no por esta razón hay una mayor necesidad de que ingieras. Es muy importante que mantengas un equilibrio entre lo que bebemos y lo que perdemos para que de esta manera evites cualquier situación de riesgo.

Consejos para que lleves una buena hidratación durante el verano.

Una vez que has comprendido los peligros para tu organismo de la hidratación, te daremos algunos consejos para que puedas llevar una hidratación excelente no sólo en verano, sino también en cualquier época del año.

1-. Recuerda que debes tomar de 2 a 3 litros de agua o cualquier otro líquido de manera continua y en cantidades moderadas. Esto quiere decir simplemente que no bebes toda esta cantidad de un solo momento, sino que la administres durante el día.

2-. Si haces alguna actividad física o esfuerzo notable, es muy importante que aumentes estas cantidades y que vigiles además las pérdidas excesivas de líquido a través del sudor.

3-. Siempre debes llevar contigo una botella con agua o cualquier bebida de tu preferencia que siempre te recuerde que debes tomar agua.

4-. No debes esperar a tener sed para tomar agua, pues esto sólo indica el inicio de la deshidratación y este simple hecho puede desencadenar problemas graves en tu organismo.

5-. Un punto muy importante de la hidratación es que no sólo tienes que beber agua, también puedes tomar cualquier infusión, refresco o jugos de tu preferencia. Además los lácteos, los alimentos y las frutas ayudan a la hidratación del cuerpo.

6-. Come alimentos que tengan altas cantidades de agua, entre ellos están las frutas, las verduras y las hortalizas.

7-. Debes estar atento a no consumir demasiadas bebidas alcohólicas, estas tienen un efecto diurético y pueden deshidratar tu organismo.

8-. Durante el verano y las épocas de calor intenso, es muy importante que aumentes el consumo de los líquidos e intentes mantenerte en un ambiente fresco y que esté ventilado muy bien.

9-. Asegúrate de tomar agua constantemente, sobre todo si eres un adulto mayor, practicas algún tipo de deportes o trabajas al aire libre.

10-. En caso de que tengas alguna duda sobre tu hidratación o sientes que estás deshidratado es recomendable que vayas a tu médico para que te asista con este tema.

Es muy importante mantener estos datos independientemente de la época del año en la que nos encontremos, otro de los grandes problemas es que las personas dejan de consumir agua en las épocas de frío, pues no les apetecen las bebidas frías, pero es muy importante el consumo de agua.

Por otro lado, cuando empiezas a consumir mayor cantidades de agua empezarás a ir al baño de una manera más seguida, no debes preocuparte, esto se trata de una limpieza de toxinas de tu cuerpo.